EL CONSEJO DIRECTIVO CENTRAL DE LA UNIVERSIDAD DE LA REPÚBLICA EN SESIÓN ORDINARIA DE FECHA 13 DE AGOSTO DE 2019,


Número
Fecha
28
13/08/2019 18:00




    (Exp. 150025-000430-18) - VISTO: El recurso de revocación interpuesto por la Sra. Mariela Elizabeth Dutra Costa, contra el acto administrativo tácito en mérito al cual se la desvinculara del Hospital de Clínicas, evento materializado mediante la baja de su registro en la Historia Laboral Nominada del Banco de Previsión Social, ocurrido a partir de julio de 2018.
    RESULTANDO: I) Que, en orden al acto tácito recurrido, la impugnante fue desvinculada del Hospital de Clínicas mediante la baja de su registro funcional ante el Banco de Previsión Social, a partir de julio de 2018.
    II) Que no caben reparos respecto a la admisibilidad temporal de la recurrencia interpuesta conforme a lo establecido en los artículos 317 de la Constitución de la República y 4 de la Ley Nº 15.869.
    III) Que, según emerge de autos, la recurrente se presentó a un llamado para el ingreso a los Servicios Generales de dicho Hospital (de julio de 2014) en carácter efectivo y/o eventuales contrataciones o suplencias. La concursante al registrar su inscripción aceptó los términos y condiciones establecidos en el llamado al que se presentó. La interesada resultó ganadora en la posición número 222. Con fecha 15 de mayo de 2015, el Director del Hospital de Clínicas, Dr. Víctor Tonto, resolvió homologar el cuadro a partir del 21 de mayo de 2015, con vigencia de 2 años pese a que luego fue prorrogada por un año más.
    IV) Que, en el año 2017, se realizó un nuevo llamado para los Servicios Generales referidos donde se estableció en las bases el limite de edad para su inscripción de 45 años, resultando razonablemente justificado en el interés del servicio y el perfil del cargo. Con fecha 12 de junio de 2018, la Comisión Directiva del Hospital aludido homologó el cuadro para cubrir vacantes a partir del 1 de julio de 2018, de dicha lista resultaron ganadores 249 concursantes, en los cuales la recurrente no se encuentra. En consecuencia, al vencer la lista de prelación donde la interesada resultó ganadora y existiendo un cuadro de ganadores vigentes respecto al concurso realizado en el año 2017, en el cual la interesada por su edad no pudo concursar, se dispuso la baja de su registro ante el BPS, extremo resistido en autos.
    V) Que, según dimana del libelo de fundamentación recursiva de fojas 3 y siguientes, en procura de provocar la revocación del acto implícito atacado y, consecuentemente, su ingreso en efectividad a los Servicios Generales del Hospital de Clínicas, en general, los argumentos de la recurrente fueron los siguientes: el llamado aprobado en julio de 2014 no fue concebido para la contratación de funcionarios en régimen de suplencias, sino como titulares, ya que en las bases de aquél se hizo referencia al “provisoriato” disciplinado en el artículo 5 del EPND; dicha norma estatutaria, en la especie, no fue aplicada, y tampoco se aplicaron aquellas especialmente previstas para la contratación de funcionarios suplentes; la inscripción en dicho llamado no operó como consentimiento primero y saneamiento después de las irregularidades cometidas en la formulación del mismo; no se le confirió vista de las actuaciones previo a disponer su baja de los registros del BPS; perdió otras oportunidades de trabajo; el límite de edad establecido en los llamados del 2014 y 2017 es ilegítimo por resultar discriminatorio, no razonable e infundado y; se violaron diversos principios aplicables a la función administrativa (seguridad, buena fe, confianza legítima y buena administración).
    VI) Que corresponde al Consejo Directivo Central la elucidación del recurso de revocación referido.
    CONSIDERANDO: I) Que, conforme con los argumentos desarrollados en el informe letrado de fojas 86 y siguientes, más aquellos añadidos a fojas 102 y siguientes, la recurrencia impetrada no puede ser amparada, razón por la cual corresponde la confirmación de la Resolución impugnada.
    II) Que, en efecto, sobre las características del cargo en cuestión, de las bases del llamado de referencia -de julio de 2014, lucientes a fojas 16 y siguientes, las que no fueron recurridas por la ahora impugnante-, emerge con claridad la posibilidad que las designaciones se hicieran sobre la base de contrataciones o suplencias. En tal sentido, fue así que, según deriva de la constancia de fojas 75, la recurrente cubrió determinadas suplencias, situación que, en hipótesis, expiraría por la vía de la titularización o el vencimiento de la lista de prelación vigente en la coyuntura (fue esto último lo que efectivamente ocurrió).
    III) Que, asimismo, la referencia en dichas bases al artículo 5 del EPND, lógicamente, mal que le pese a la impugnante, debe entenderse aplicable a las personas que accedieran a los cargos como titular y no respecto de aquellas que cumplieran funciones como suplentes.
    IV) Que, además, a diferencia de lo expresado por la recurrente, no correspondía la emisión de una Resolución que pusiera fin a su vínculo funcional y, mucho menos, el otorgamiento de vista previa, ya que, por definición, al no generarse las vacantes necesarias para la provisión de un cargo en efectividad (se recuerda que en la lista de prelación respectiva la atacante se encontraba ubicada en el lugar 222), la finalización de su vínculo operó naturalmente una vez homologada la nueva lista emergente del llamado realizado en el contexto del Exp. Nº 151600-005445-17, del cual la impugnante no participó por razones etarias.
    V) Que, respecto del nuevo llamado, del año 2017, el límite etario de 45 años no admite reparos jurídicos, ya que implica una decisión fundamentada, en correcto ejercicio de la discrecionalidad administrativa concurrente, por elementales razones de servicio esencialmente vinculadas a las características del cargo a proveer y, fundamentalmente, con arreglo a los parámetros constitucionales, legales y estatutarios aplicables, según emerge especialmente fundamentado en el informe de fojas 80 y siguientes.
    VI) Que, también, en rechazo de la argumentación ensayada por la atacante, debe advertirse que, en la especie, no se vulneró ningún principio especialmente aplicable (certeza, confianza legítima, buena fe y buena administración), ya que, como se expresara, las reglas de juego estaban claramente establecidas en las bases antes aludidas, las del 2014, en correspondencia con las normas jurídicas mencionadas.
    VII) Que, finalmente, nada se aporta sobre las presuntos oportunidades laborales que la recurrente habría perdido por la situación generada, razón por la cual dicho planteo de ningún modo puede considerarse.
    ATENTO: A lo dispuesto en los artículos 317 de la Constitución de la República y 4 de la Ley Nº 15.869 y lo informado por la Dirección General Jurídica, (Distribuido N° 717.19);
    EL CONSEJO DIRECTIVO CENTRAL RESUELVE:
    I) Desestimar el recurso de revocación interpuesto por la Sra. Mariela Elizabeth Dutra Costa contra el acto tácito en mérito al cual se la desvinculara del Hospital de Clínicas, evento materializado mediante la baja de su registro funcional ante el Banco de Previsión Social, ocurrido a partir de julio de 2018.
    II) Notificar a la recurrente la presente resolución.
    (19 en 19)