LA COMISIÓN DIRECTIVA HOSPITAL DE CLÍNICAS DE LA UNIVERSIDAD DE LA REPÚBLICA EN SESIÓN ORDINARIA DE FECHA 24 DE ABRIL DE 2018,


Número
Fecha
30
24/04/2018 13:00




    (Exp. Nº 151700-000558-17 ) - VISTO: La denuncia efectuada por División Enfermería, respecto que el 3 de marzo de 2017, el funcionario Auxiliar de Enfermería Nelson Rodríguez administró en forma errónea citostáticos a dos pacientes, intercambiando la dosis que debían recibir y que se retiró del servicio sin comunicar lo sucedido a sus superiores y sin dejar constancia de ello en la historia clínica.

    RESULTANDO: I) Que en mérito a la denuncia expuesta, la Dirección del Hospital de Clínicas resolvió el 14 de marzo de 2017 instruir sumario administrativo al mencionado funcionario.
    II) Que la resolución de referencia le fue notificada al interesado el 15 de marzo de 2017.
    III) Se realizó la instrucción del sumario de referencia y una vez finalizada la misma se elaboró informe primario, donde se determinó que el funcionario sumariado Nelson Gabriel Rodríguez Muniz ha incurrido en falta administrativa muy grave por violar el deber de eficiencia y de lealtad hacia la Institución.
    IV) Del informe de referencia así como de todas las actuaciones, se confirió vista al sumariado por el término de diez días hábiles. Dentro del plazo de referencia el sumariado evacuó la vista conferida, realizó descargos y solicitó el diligenciamiento de un nuevo medio probatorio.
    V) Se diligenció el medio probatorio solicitado y se elaboró un segundo informe en donde se ratificó en todos sus términos el primer informe y cuando el sumariado realizó sus descargos no logró desvirtuar las conclusiones a las que ya se había arribado.
    VI) Del segundo informe se confirió nueva vista al sumariado por el plazo de 10 días, a efectos de que tuviera la oportunidad de practicar el debido control del medio probatorio diligenciado.
    Habiendo evacuado la vista el funcionario, no surgieron elementos que modificaran las consideraciones oportunamente efectuadas, ratificándose en todos sus términos tanto el informe primario como secundario.-

    CONSIDERANDO: I) Que el funcionario público por su carácter de tal tiene el deber de eficiencia y de lealtad hacia la Institución.-
    II) Que de la instrucción sumarial realizada surge probado que el funcionario en el desempeño de sus funciones violó el deber de eficiencia y de lealtad hacia la Institución, debido a que el día 3 de marzo de 2017 administró medicación -citostáticos- erróneamente a dos pacientes; administró fluidos sin tener autorización para ello; y se retiró del servicio sin comunicar lo sucedido a sus superiores y sin dejar constancia de ello en la historia clínica, con un procedimiento tendiente a encubrir lo sucedido. En definitiva, con dicho accionar el funcionario puso en riesgo la salud de los pacientes.
    III) Que conforme con la doctrina más autorizada en la materia, sobre el deber de lealtad que tienen los funcionarios públicos se expresa: “Dentro del deber de lealtad de los funcionarios, tenemos la obligación del funcionario de denunciar las irregularidades que tenga conocimiento por razón de sus funciones, de las irregularidades que se cometieren en su repartición o cuyos efectos ella experimentara.” (Manual de Derecho de la función pública Rúben Correa Freitas -Cristina Vazquez, segunda edición, pág 219).
    IV) Que el deber de eficiencia es inherente al desempeño de la función pública. Así, los Dres. Ruben Correa Freitas y Cristina Vázquez en su obra “Manual de Derecho de la Función Pública, segunda edición, pág 222-223 ” establecen que “De acuerdo con lo previsto por los arts.59 y 60 de la Constitución, el funcionario tiene la obligación de dedicarse a la función y de ser eficiente. Es decir, que no basta con asistir puntualmente a su lugar de trabajo en el Sector Público, sino que tiene la obligación de cumplir adecuadamente con las tareas de su cargo, ser diligente en el cumplimiento de sus deberes, tener la dedicación a la función que le impone la Constitución al expresar que” el funcionario existe para la función y no la función para el funcionario.” “El principio constitucional de eficiencia, implica que el funcionario tiene la obligación de postergar sus intereses particulares en aras de los intereses generales de la Administración...” “...los funcionarios deben ejercer las tareas del cargo en forma personal, sin que puedan delegarlas en otras personas, empleando toda la diligencia de un “buen padre de familia” en el ejercicio de la función pública”. ( Manual de Derecho de la función pública Ruben Correa Freitas -Cristina Vázquez, segunda edición, pág 222-223)

    ATENTO: A lo preceptuado en el los arts. 59 y 204 de la Constitución de la República; art. 19 del Estatuto del Personal No Docente; art. 9 de la Ordenanza del Hospital de Clínicas “Dr. Manuel Quintela”, aprobada por el C.D.C por Resolución Nº 05 de 13/10/2015, publicada en el Diario Oficial el 12/11/2015; y en el artículo 1, nral. 8º de la Ordenanza sobre Delegación de Atribuciones en Autoridades del Hospital de Clínicas, aprobada por Resolución Nº 6 de C.D.C. de 29/10/1998, publicada en el Diario Oficial el 24/11/1998; a la propuesta de la Dirección del Hospital de Clínicas y al dictamen de la Oficina Nacional del Servicio Civil.

    La Comisión Directiva del Hospital de Clínicas resuelve:
    Destituir al funcionario Nelson Gabriel Rodríguez Muniz, C.I: 1.770.794-4, Especialista Superior III – Auxiliar de Enfermería, Escalafón y Subescalafón D.3.14, Grado 7, Efectivo, Cargo Nº 4535, Tarjeta Nº 30122.
(4 en 4)